Sencillos y prácticos trucos para fomentar en tu pequeño una buena nutrición

Uno de los deseos que tenemos en común los padres es que nuestros hijos tengan buenos hábitos alimenticios, en pocas palabras que coman de todo (frutas, vegetales, semillas, verduras etc.) Sin embargo, lograr esto no es un simple truco de magia, tenemos que tener paciencia, insistir y darles un buen ejemplo.

Al principio no será fácil pero si somos constantes y persistentes, con estos sencillos trucos nuestros pequeños aprenderán que la comida va más allá de un placer y entenderán que es una necesidad básica para crecer y gozar de una buena salud.

A continuación te enlistamos 7 prácticos consejos para inculcarles una buena alimentación.

#7 Que ayude preparar la comida

Involucra a tu pequeño en la preparación la comida. Sabemos que la cocina puede ser un lugar peligroso para los niños pero puedes asignarle taras fáciles como lavar la verdura, revolver los ingredientes, o incluso picarlos siempre y cuando utilicen un cuchillo de plástico.

Con esto no solo lo harás sentirse importante y sino que lo expondrás a una gran variedad de alimentos y por curiosidad se animará aprobarlos. Ellos aprenden por imitación, por lo que tienes que dar el ejemplo y comer de forma saludable.

#6 Comparte tu comida con ellos

A veces los padres tienden a preparar platillos diferentes para los pequeños de la casa, y aunque eso no está del todo mal pues tienen diferentes necesidades dietéticas. Pero si deseas que amplíen sus gustos y que sus hábitos alimenticios sean igual al del resto de la familia, puedes comenzar a darle probaditas de tu comida para que sus papilas gustativas se acostumbren a diferentes sabores, con suerte algo que pensabas no le iba a gustar termina por encantarle.

6 comidas que los ninos pueden preparar

#5 Habla con ellos sobre la importancia de la comida

Si les explicamos los beneficios de comer saludable puede que sea más fácil que tu hijo acepte ciertos alimentos. Tu hijo se sentirá cómodo al saber que los ingredientes con los que preparas la comida le traerán beneficios como crecer, estar de mejor humor, relajado, entre otras cosas.

#4 Dale pequeñas porciones 

Mantén las porciones pequeñas. Al principio puede que tu hijo solo pruebe un poco, pero con el tiempo y la insistencia estarán más dispuestos a comer más. #4 Incluye batidos en su dieta Además de divertirse mientras los preparan, es la oportunidad perfecta para añadir frutas y vegetales ricas en vitaminas y minerales que necesitan para crecer sanos y fuertes. Entre los dos pueden inventar recetas y bautizarlos con nombres que ambos se les ocurran.

comer en familia

#3 Crea un ambiente agradable y familiar a la hora de la comida

Una atmósfera feliz y atractiva durante la hora de la comida puede tener un gran impacto en la forma en que tu niño se relaciona con ella. Asegúrate de dejar el estrés a un lado y de crear un ambiente positivo para que todos se sientan cómodos y disfruten de la comida y de un tiempo en familia.

#2 Permite que de vez en cuando elija el menú

Escuchar las opiniones de tus hijos es muy importante, esto los empoderará y los hará responsables de sus elecciones.

#1 Se creativa en la presentación de los alimentos

Utiliza alimentos coloridos y con diferentes formas, también puedes crear diseños sencillos y divertidos para que tu hijo tenga más disposición aprobar nuevos sabores.

Fomentar en nuestros hijos una buena alimentación es una tarea que requiere paciencia y esfuerzo que en un futuro les dejará buenos hábitos alimenticios. ¿Qué otros trucos conoces para animar a los pequeños de la casa para que coman sano?

 

Nataly Arciniega

Fuente: IMujer

Ver todos